Storydoing: vuelve a enamorar a tus clientes

Storydoing: vuelve a enamorar a tus clientes

Las historias nos gustan a todos, son una herramienta muy efectiva para entreternos, aprender e interiorizar conceptos. Esto las marcas lo saben muy bien, por ello, lo utilizan para crearengagement, notoriedad y aumentar sus ventas.

En los últimos años, el contar historias o storytelling en publicidad, ha evolucionado para dar paso al storydoing.

¿Habías escuchado alguno de estos términos? ¿Conoces la diferencia entre los dos? ¿Quieres utilizarlos en tus productos?

¡Te contamos esto y mucho más en las próximas líneas!

¿Qué es el storytelling?

El arte de contar historias o storytelling es uno de los recursos más antiguos que existen para conectar directamente con las emociones de las personas y buscar que hagan una acción concreta.

Además, las historias tienen un componente especial: la identificación del espectador con el protagonista, lo que hará que empaticé con él y sus valores. Esto es lo que convierte al storytelling en una herramienta muy poderosa para el marketing, ya que si consigue crear un buen personaje y una historia a su alrededor de su marca, conseguirá un alto engagement,  muchos seguidores y una razón para ser recordada.

Hay que destacar que en un storytelling la marca no debe aparecer continuamente, ni ser promocionada como en la publicidad tradicional, al contrario, lo importante es contar una historia con la que el público se sumerja a través de un protagonista que tenga las siguientes características:

  1. Una personalidad bien definida con sus puntos fuertes y débiles. Qué sea real y afín al público al que se dirige.
  2. El protagonista o la historia debe reflejar los valores de la marca. No hablar del producto.
  3. Debe tener un objetivo claro y alcanzable.  
  4. Que la herramienta para conseguir la meta sea tu marca.

Beneficios del storytelling

Aunque sea una herramienta usada desde hace muchos años, el storytelling requiere más trabajo que la promoción. Aun así, vale la pena invertir en ella porque reditúa a varios niveles.

  • A nivel de branding otorga notoriedad debido a que una buena historia es fácil de recordar y comentar. También funciona para presentar tus valores, ya que los conceptos abstractos se explican mejor a través del planteamiento de una situación.
  • A nivel de producto, sobre todo si hablamos de una nueva línea y queremos diferenciarla de las otras, será más sencillo de recordar por la historia.
  • A nivel de la comunidad, esta crecerá al sentirse identificado con la historia, el personaje y los valores. No solo ganaras clientes, conseguirás seguidores fieles que te comprarán y defenderán.

¿Si el storytelling tiene tantos beneficios porque tenemos que buscar una nueva fórmula que garantice el éxito?

Porque el mundo cambia.

Implicar al consumidor

El mundo que vivimos es cada vez más digital. Internet está en todas partes y es una herramienta muy útil para informarnos, trabajar, conectar con otras personas y entretenernos. No es ningún secreto que cada año aumentamos el tiempo que pasamos en este entorno y, gracias a esto, nos saturamos más, nos cansamos de los anuncios publicitarios.

Incluso de las historias.

Por ello los marketers han buscado nuevas formas de atraer y retener a sus potenciales clientes y una de ellas es el storydoing, la evolución del storytelling

Qué es el storydoing

Si el storytelling es contar historias, el storydoing va un paso más allá, significa implicar al consumidor en la historia. En el storydoing,  sin ellos la historia no tiene razón de existir.

En una época en la que se ha inventado casi todo y las personas quieren vivir experiencias, la marca se convierte en esa moneda de cambio que atraerá y retendrá a los potenciales clientes y aumentará el tamaño de la comunidad porque, ¿quién no recuerda una historia en la que fue protagonista?

Al igual que en el storytelling, para que una estrategia de storydoing tenga éxito hay que definir muy bien qué queremos contar, cómo lo queremos contar, que queremos provocar en el consumidor y que esperamos conseguir. Lo que cambia es que el consumidor debe ser incluido en la acción publicitaria de manera activa o si no está no sucederá.

Si conseguimos hacer esto bien podremos disfrutar de muchos beneficios como:

  1. Involucras a tu audiencia y generas una relación más cercana con ella: al implicarse activamente en la toma de decisiones, el público forma parte de la historia, parte de tu marca. Se sienten valorados y se crea un sentimiento de pertenencia mayor.
  2. Eres noticia en los medios: ya sea que tu storydoing sea online u offline, este tipo de acciones hace que los medios se fijen en ti por el engagement que generas, por lo que es una forma gratuita de ganar una gran notoriedad y de una forma más relajada y divertida.
  3. Gran impacto en las redes sociales: el storydoing es una de esas campañas que siempre tendrán cabida en el online, sobre todo en las redes sociales donde los usuarios pueden interactuar libremente. Hay que usarlas para activar a tus seguidores y mover tu historia.

Algunos ejemplos del storydoing

 La plasticidad del storydoing dependerá de cuanto podamos enganchar a nuestros clientes para que participen en la historia, para ello debemos conocer muy bien los canales por los que se mueven. En esta sección presentaremos varios ejemplos en los que la imaginación y la estrategia aunaron esfuerzos para regalar una experiencia inolvidable a sus consumidores.

A) Coca-Cola y la máquina de la amistad

El 20 de julio de 2010, para el día de la amistad en siete países, se instalaron máquinas expendedoras de Coca-Cola el doble de grandes. En estas podías obtener el doble de bebida si llegabas a insertar el dinero necesario para pagar por una. Cómo la ranura de las monedas estaba a una altura muy superior a la de cualquier persona, los interesados debieron llamar a sus amigos para que entre todos pudieran levantar a una persona del grupo para que llegará.

Con esto la marca de refrescos no solo quería que sus consumidores tuvieran una experiencia que contar, sino que conectarán la idea de la amistad y el sentimiento de felicidad con Coca-Cola.

A nivel de producto vendieron 1075% más con esa máquina expendedora que con una normal, eso es unas 800 Coca-Colas en 9 horas.

B) Burger King y el rey ya está en Instagram

Hace no mucho la cuenta de Instagram de Burger King Perú invit´o a los usuarios a que compartieran en sus stories una imagen de un Whopper con los ingredientes que desearían que tuviera su hamburguesa. Esto podían hacerlo a través de emojis, stickers o dibujos, y si etiquetaban a la marca recibirían una sorpresa.

Aun no se tienen los resultados finales pero se espera una gran participación.

C) Ariel y la compra de ropa.

Este curioso storydoing comienza así: puso a la venta prendas supuestamente nuevas, pero que en realidad ya habían sido usadas, manchadas y lavadas con Ariel. Cuando las personas llegaban a la caja para pagarlas descubrían la verdad. De esta manera siempre recordarían que Ariel es capaz de lavar la ropa y dejarla como nueva.

Como puedes ver el storydoing se puede usar en muy distintos contextos y para las marcas más diversas. Si quieres impulsar la tuya a través de esta técnica, contacta con nosotros. En K-Digital somos expertos en cuidar e impulsar las marcas hacia nuevos límites jamas sospechados.

Artículos relacionados

nota motivadora. arquetipos de marca
Chica escribiendo en su ordenador desde su cama

Solicitar una llamada